Páginas

Buscar este blog

domingo, 16 de marzo de 2014

La pantera rosa se ha convertido en un lindo cupcake

 

Cupcakes Pantera Rosa 

 

 


Los que crecimos en la época de Naranjito, Candi Candi, Barrio Sésamo (el de Espinete, claro), somo seguidores de http://www.yofuiaegb.com/ con toda seguridad, o somos fans de su página de Facebook https://www.facebook.com/yofuiaegb
Y nos sub-dividíamos en grupos de: "a mí me gusta el Tigretón" o "pues a mi me gusta el Boni"...y el tercer grupo (el mío ^_^) "los incondicionales de la Pantera Rosa". Pues para los de mi equipo...ahí va una receta chachi piruli Juan pelotilla:



La receta la adapté de una riquísima tarta de Noma Cake's https://equilibrat.wordpress.com/2014/03/14/tarta-pantera-rosa/ ; blog que os recomiendo visitar porque tiene recetas muy interesantes, pero en versión cupcake.





Receta para 9 cupcakes:

El bizcocho:
- 1 huevo M
- 60 ml de buttermilk (leche con una cucharada de limón)
- 50 g de aceite de girasol o maíz
- 110 g de azúcar
- 100 g de harina

- 3/4 cucharadita de levadura
- Una cucharadita de emulsión "Buttery Sweet Dought" de LorAnn (http://www.marialunarillos.com/2414-emulsion-de-masa-dulce-con-mantequilla.html) o podéis sustituirla por 1/2 cucharadita de vainilla+1/2 cucharadita de naranja. Si son pastas mejor, pero si no, también podéis usar aromas, pero cuanto mejor calidad, más rico saldrá.

El relleno:
- 75 g de queso crema
- 60 g de icing sugar o azúcar glas
- 90 ml de nata para montar (35%m.g.)
- 1 cucharada de emulsión Buttery Sweet Dough o de los aromas que hemos utilizado en el bizcocho

La crema:
- 100 ml de nata para montar
- 250 g de chocolate blanco en trocitos (partidos o en gotas)
- 1 cucharadita de mantequilla (5 g aproximadamente, aunque es opcional. Sirve para dar brillo)
- 1 cucharadita de emulsión Buttery Sweet Dough o de los aromas que hemos utilizado en el bizcocho

En este caso es mejor empezar con la crema. Es una ganaché de chocolate blanco y hay que prepararla con un poquito de tiempo de refrigeración.
Calentamos la nata en un cazo y la retiramos del fuego justo antes de que empiece a hervir. Anadimos la mantequilla y el chocolate blanco. Movemos la mezcla hasta que el chocolate y la mantequilla estén completamente fundidos. Ahora añadimos una pizca de colorante (mejor en pasta) rojo o rosa. En mi caso he utilizado El color "Claret" de Sugarflair. Con un palillo vamos añadiendo a poquitos, porque necesita muy poca cantidad. Tendrá un color un poco raro, como amarillento, pero al montar la ganaché queda más clarito y con un tono más blanquecino. Dejamos enfriar en la nevera 1 hora aprox. (que será más o menos el tiempo que tardaremos en preparar el resto de la receta)
Pasado este tiempo batimos con la batidora de varillas o KA hasta que tenga una consistencia como la de la buttercream.

Precalentamos el horno a 180ºC sin ventilador mientras colocamos las cápsulas para cupcakes en el molde metálico.
Esta receta sale muy bien con la la varilla manual.
Tamizamos la harina con la levadura reservamos.
En un bol, echamos el aceite con el azúcar y batimos bien hasta que esté integrado. Después añadimos el huevo y batimos bien. Añadimos ahora la emulsión o los aromas
Incorporamos a la mezcla, primero la mitad de la harina con la levadura reservada y batimos. Añadimos la buttermilk y volvemos a batir, y por último el resto de la harina.

Llenamos 3/4 de la cápsula con la masa y horneamos 20-22 minutos o hasta que al pinchar un palillo en el centro del cupcake, éste salga limpio.
Sacamos los cupcakes del horno y dejamos 5 minutos en el molde y después en una rejilla.

Mientras se enfrían, preparamos el relleno. Batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar hasta que esté integrado. Después añadimos el queso crema, que debe estar muy frío, y por último la emulsión. Dejamos reposar un ratito en la nevera la crema (unos 15 minutos) para que coja consistencia.

Para rellenar los cupcakes quitamos un trocito del centro del cupcake con un descorazonador de manzanas y rellenamos el hueco con la crema. Yo en este caso no he puesto de nuevo el taponcito sobrante, porque me encanta este relleno y a los peques les encanta comer estos trocitos ^_^

Después decoramos con la ganaché que tenemos preparada, como más nos apetezca.




Y ahora toca disfrutar como cuando eramos pequeñajos...o más ;)

jueves, 30 de enero de 2014

Mi receta favorita para las tartas de fondant



Después de cientoypicomilaños con el blog en "stand by", la mejor forma de retomarlo es compartiendo con vosotros mi receta favorita para las tartas de fondant, además de algún truquillos que otro para que el bizcocho salga perfecto para forrar después con fondant.
Muchos me preguntáis qué receta utilizo para las tartas...pues aquí va:

Receta de bizcocho de chocolate jugoso y riquísimo

Ingredientes:
- 80 ml de aceite (girasol, oliva suave o maíz) A mí me encanta el de maíz ^_^
- 250 gr de azúcar
- 2 huevos medianos
- 150 gr de harina
- 50 gr de cacao en polvo sin azúcar
- 2 cucharaditas de levadura
- 150 ml de leche
- 1 cucharadita de extracto de vainilla de buena calidad.
- 150 ml de agua hirviendo

Almíbar:
- 50 gr de azúcar
- 50 gr de agua
- 1 cucharadita de aroma, licor o pasta del sabor que mejor nos combine con nuestro relleno

Precalentamos el horno a 170ºC. 
Engrasamos nuestro molde con espray desmoldante (así nunca se pega). 
Hervimos el agua y lo mezclamos con el cacao hasta que se disuelva completamente. Dejamos templar al menos 10 minutos.

Batimos el aceite , el azúcar, los huevos y la vainilla en un bol. Reservamos.
Tamizamos la harina y la levadura.
Incorporamos a la mezcla de ingredientes húmedos la mitad harina y la levadura hasta que se integre. Agregamos la leche y mezclamos. Ahora añadimos el resto de la harina y la levadura con movimiento envolventes y sin sobre batir la masa.
Ponemos la masa en el molde. Si utilizamos varios moldes, repartimos la masa a partes iguales.
Horneamos a 170ºC con calor arriba y abajo sin ventilador. La temperatura es aproximada, siempre depende de nuestro horno; es cuestión de pillarle el puntillo al nuestro. A esta temperatura, el tiempo de cocción es mayor, pero conseguimos que el bizcocho suba planito y desperdiciemos menos cantidad cuando tengamos que nivelarlo. Si usamos varios moldes el tiempo de horneado será de unos 30-35 minutos, y si sólo utilizamos uno, lo más probable es que nuestro bizcocho tarde incluso 50 minutos en hornearse por completo. 
Para comprobar que está hecho, pinchamos con una brocheta de madera en el centro del bizcocho y cuando salga limpia ya estará listo.
Unos minutos antes de terminar el horneado, ponemos los ingredientes del almíbar a calentar. Dejarlo hervir unos segundos y retirar.
Sacamos el bizcocho del horno y lo pintamos con una brocha con el almíbar. (El resto lo reservamos para impregnar un poco las capas al montar el relleno). Lo dejamos enfriar dentro del molde sobre una rejilla unos 10 minutos. Después lo desmoldamos con cuidado y lo dejamos sobre la rejilla hasta que esté completamente frío. 
Una vez frío, lo envolvemos en film transparente y lo guardamos en la nevera al menos 24 horas. 
De esta manera el bizcocho quedará muy jugoso y tomará la consistencia necesaria para rellenarlo y conseguir un sabor espectacular.

Los moldes si son desmontables nos facilitará el desmoldado del bizcocho, ya que es muy blandito y se puede romper con facilidad.
El tamaño para estas cantidades pueden ser de 15cm (3 moldes) o de 18cm, (2 moldes). Si hacéis el bizcocho en un molde alto que no se desmonte, lo ideal es cortar el bizcocho en 3 y 2 pisos respectivamente. En este caso podéis poner en la base del molde papel de hornear recortado al diámetro del molde y engrasaremos las paredes del molde, y de esta manera el desmoldado será muy sencillo.
Los rellenos que mejor resultado dan para tartas de fondant son la Buttercream y la Swiss Merengue Buttercream. 
Y con esta receta podemos hacer todo esto: 















Espero que os guste esta receta. 
Es perfecto como bizcocho para el cafetito de la merienda o para desayunar.
Absolutamente irresistible ^_^











lunes, 15 de abril de 2013

Qué se puede hacer con cápsulas para cupcakes...¡CUPCAKES!

Cupcakes de chocolate blanco y jarabe de arce

 


Tengo una pequeña obsesión. Cada vez que hago un pedido, o voy a una tienda de repostería, no puedo evitar comprar cápsulas para cupcakes.
El resultado es una estupenda colección que me sirven como excusa para hornear cada vez que abro el armario y veo como me miran con carita de...¡estamos aburridos! ^_^
Y pensado en qué podría hacer con ellos, me vino a la memoria un sabor inigualable:

El sirope de arce

Que aquí, como en muchas otras cosas, unos crían la lana y otros cardan la fama, 
¡Uy, que no, que es al revés, jeje!

Aunque es un producto canadiense, en Vermont (EEUU) tienen el mejor Maple Syrup que he probado nunca. Cuando mi padre americano de intercambio me regaló unos caramelos y una botellita de Maple Syrup de su ciudad natal (Vermont), y los probé, me dí cuenta de que era un sabor que nunca olvidaría. Aún guardo la botellita. ¡Lo sé!, soy una nostálgica sin remedio.


Receta para 12 cupcakes:

El bizcocho:
- 120g de chocolate blanco
- 120 ml de leche
- 135 g de mantequilla
- 150 g de azúcar
- 150 g de harina
- 3 huevos
- 1’5 cucharaditas de levadura

La crema:
- 250g de mantequilla a temperatura ambiente
- 250g de icing sugar
- 2 cucharadas de leche
- 150g de chocolate blanco
- 3 cucharadas de sirope de arce...(lo podéis encontrar en supermercados, o en tiendas especializadas) Aquí también lo podeis encontrar http://americanfoodcorner.com/
- Y más sirope para echar por encima, Ummmmmm.

Precalentamos el horno a 180ºC sin ventilador mientras colocamos las cápsulas para cupcakes en el molde metálico. En mi caso, lo difícil es elegir cual ^_^
Tamizamos la harina con la levadura reservamos.
Calentamos el un cazo la leche con el chocolate hasta que se derrita y dejamos que temple. Cuidado con no calentar demasiado el chocolate, que se quema muy facilmente.
En un bol, echamos la mantequilla con el azúcar el azúcar y batimos bien hasta que esté integrado y la mezcla sea esponjosa. Después añadimos los huevos y batimos bien.
Ahora incorporamos a la mezcla el chocolate derretido  y después incorporamos la harina reservada.

Llenamos 3/4 de la cápsula con la masa y horneamos 20-22 minutos o hasta que al pinchar un palillo en el centro del cupcake, éste salga limpio.
Sacamos los cupcakes del horno y dejamos 5 minutos en el molde y después en una rejilla.
Nada más sacarlos, pinchamos con un palillo varias veces y pintamos con una brocha (las de silicona van genial) nuestros cupcakes con sirope de arce.
Mientras se enfrían, tamizamos el azúcar glas y después batimos junto con la mantequilla y la leche a máxima velocidad durante unos minutos. Una vez que la crema ha aumentado de volumen y ésta ha blanqueado, añadimos 3 cucharadas de sirope de arce, batiendo unos segundos más.
Yo tuve la tentación de rellenarlos con sirope, pero como es tan líquido, el bizcocho hace de esponja, y aunque debe estar buenísimo, tampoco quise preparar borrachos. ¡Hoy mejor cupcakes!
Después decoramos nuestros cupcakes con la buttercream como más nos guste y echamos un buen chorro de sirope por encima.


Lo más interesante de esta receta, fue que los probó un amigo gallego de madre irlandesa afincado en Madrid, ¡menudo lío!, no?, y me dijo que le sabían igual que los cupcakes que preparaban sus tías en Irlanda.
Siguiente objetivo: ¡visitar Irlanda! ^_^. Esto tengo que comprobarlo por mi misma

domingo, 7 de abril de 2013

Tengo un trocito de Norteamérica en mi cocina

Después de un rato laaargo de ausencia, vuelvo a la carga con

Dr. Pepper Cake


La semana pasada nos fuimos mi hermana y yo de turismo repostero. Además de visitar unas cuantas tiendas, descubrimos el templo de las "chuches americanas" en Boadilla del Monte (Madrid),
en el que encontré una popular bebida de cola con sabor a cereza, que me trae a la memoria mis semanas de aventura en EEUU.
Por supuesto no he podido resistir la tentación de comprarla, para bebérmela de un trago y para hacer un cake que creo que no voy a volver a hacer nunca porque es imposible resistirse a la tentación de comérselo enterito.


Bizcocho Dr. Pepper de cacao

Ingredientes:

* Bizcocho: 
- 250 gr de harina de repostería
- 1 cucharada sopera de levadura en polvo
- 1 pizca de sal
- 1 cucharadita de bicarbonato
- 1 cucharadita de canela molida
- 3 cucharadas soperas colmadas de cacao puro en polvo
- 200 gr azúcar glass
- 2 huevos
- 1 cucharadita de aroma de vainilla
- 250 gr mantequilla
- 175 ml Dr. Pepper
- 250 ml de buttermilk (para la versión casera: 240 ml de leche + 1 cucharadita de limón y dejar reposar 5 minutos)

* Cobertura:
- 2 cucharadas colmadas de cacao puro en polvo
- 75 gr margarina
- 200 gr de azúcar glass
- 4 cucharadas de Dr. Pepper

 Preparación:
Precalentar el horno a 180ºC sin ventilador

Tamizar la harina, el bicarbonato, la levadura, la sal, la canela y el cacao en un bol y reservar.
Batir los huevos, el aroma de vainilla y el azúcar hasta que blanquee y doble su tamaño.
Derretir la mantequilla en un cazo a fuego bajo y añadir el Dr. Pepper. Retirar del fuego y añadir la mezcla batida de huevo y azúcar hasta que quede completamente integrado.
Incorporar la harina reservada y mezclar con movimientos envolventes.
Untar con mantequilla un molde desmoldable de 23 cm y verter la mezcla. Horneamos durante unos 50 minutos o hasta que al pinchar el bizcocho con un palillo salga limpio.
Dejar enfriar sobre una rejilla durante al menos una hora, sin desmoldar.

Para preparar la cobertura, calentar la margarina a fuego bajito y cuando esté derretida añadir el Dr. Pepper. Esperar de nuevo a que se caliente. Retirar del fuego y añadir el cacao hasta que esté disuelto. Incorporar el azúcar sin dejar de batir hasta conseguir un glaseado fluido pero con cuerpo.

Con el bizcocho dentro del molde, verter la cobertura dejando que se extienda bien sobre la superficie. Esperar unos 5 minutos y guardar en la nevera. Si lo hacemos la noche anterior, quedará perfecto.
Para desmoldar, pasar un cuchillo por el contorno del molde y abrir.
Mejor no intentéis retirar la base del molde, porque se os puede hacer cachitos.



Servir e intentar no repetir...si podéis



lunes, 21 de enero de 2013

Mi capricho del domingo

Cupcakes de Té especiado


Tarde de domingo lluvioso en el sofá. El niño jugando silenciosamente a la consola, la niña y el papá echándose una siesta lluviosa-dominguera invernal estupenda, y yo, apunto de caer en brazos de Morfeo... y de pronto, me viene un antojo fugaz a la mente:

 El irresistible té soluble especiado que me trae mi hermana pequeña desde Alemania cada vez que viene a verme.


Y la pregunta clave es: ¿Y si hago cupcakes con este té?. 
Ufff, casi se me cae la baba imaginando el sabor.
Pero la que me hace definitivamente saltar del sofá hacia la cocina es: ¿Y si los relleno de dulce de leche?
Vale, ¡tengo que hornearlos!.
Pues el resultado fué un cupcake esponjoso y con todo el sabor del té especiado, y con un jugoso relleno de dulce de leche que combina a la perfección con el bizcocho y la buttercream.


Lo mejor de todo es que es una receta realmente sencilla.

Receta para 6 cupcakes:

El bizcocho:
- 60 ml de aceite de oliva suave, girasol o maíz (yo usé de maíz)
- 60 gr de azúcar blanco
- 1 huevo
- 2 cucharaditas de té soluble especiado
- 30 ml de leche semidesnatada
- 60 gr de harina
- 1/2 cucharadita de levadura química
- 1 pizca de sal

La crema:
- 60 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 115 gr azúcar glas, y mejor si es icing sugar, que es mucho más fino
- 3 cucharaditas de té soluble especiado
- 1 cucharada de leche semi-desnatada

 Precalentamos el horno a 180ºC sin ventilador mientras colocamos las cápsulas para cupcakes en el molde metálico.
Tamizamos la harina con la levadura y la sal y reservamos.
Mezclamos la leche con el té y también reservamos.
En un bol, echamos el aceite y lo mezclamos con el azúcar. Después añadimos huevo y batimos bien.
Ahora incorporamos a la mezcla la leche con el té y después incorporamos la harina reservada.

Llenamos 3/4 de la cápsula con la masa y horneamos 20-22 minutos o hasta que al pinchar un palillo en el centro del cupcake, éste salga limpio.
Sacamos los cupcakes del horno y dejamos 5 minutos en el molde y después en una rejilla.
Mientras se enfrían, tamizamos el azúcar glas y después batimos junto con la mantequilla y la leche a máxima velocidad durante unos minutos. Una vez que la crema ha aumentado de volumen y ésta ha blanqueado, añadimos 3 cucharaditas de té soluble, batiendo unos segundos más.
Rellenamos los cupcakes, una vez fríos, utilizando un descorazonador de manzanas para hacer un agujerito. Llenamos el hueco con un poco de dulce de leche y volvemos a colocar el taponcito de bizcocho que hemos sacado.
Después decoramos nuestros cupcakes con la buttercream como más nos guste.

En mi caso he utilizado té especiado soluble, que se puede también comprar online, pero también podéis encontrarlo en bolsitas (http://www.pompadour.es/producto-indian-chai.html, o en las tiendas Club Gourmet de El Corte Inglés, entre otros sitios), por daros algunos ejemplos alternativos. En este caso preparamos una infusión bien cargadita (la prepramos sólo con leche, tipo té americano) y usamos esta infusión en lugar de la leche.

Me despido por hoy, que estoy luchando conmigo misma entre ir a la cocina a comerme uno ahora mismo, o subirme a la camita directamente y cumplir con la dieta depurativa post vacacional...Creo que ya empezaré la dieta mañana. Es que están tan, pero tan buenos. ^_^.


jueves, 3 de enero de 2013

Roscón de Reyes

Roscón de Reyes



Este año parece que me ha visitado el fantasma de las navidades pasadas, porque me he pasado la semana cocinando recetas antiguas. 
Primero hice Springerle, que son unas galletitas alemanas anisadas muy antiguas, 

aprovechando el regalito que me dejó Papá Noel (un molde para Springerle, claro)

En nochevieja, Ensaimada mallorquina; sin motivo justificado, más que nada porque a mi madre le encanta el cabello de ángel y en algo tenía que utilizar el bote que compré...otra receta muy antigua, por cierto, pero en este caso muy española, que aquí también hacemos unos dulces estupendos.



Y en esta ocasión, aunque lo preparé antes que los springerle y la ensaimada (que me toca repetir en unos días), os dejo la receta de hoy,

Roscón de Reyes

El origen, la verdad,como no lo sé con certeza, mejor os dejo un enlace a la wikipedia en la que habla del origen, que acabo de leer y me he quedado alucinada...¡no sabía que tenía un origen tan antiguo!: 

En fin, a lo nuestro, la receta que hice la última vez es, yo creo la receta de "El Roscón", y no una receta más. Es la más parecida a los roscones que comía de pequeña. Básicamente es la receta del libro "Pan y bollería con thermomix" añadiendo un par de cosillas que a mí me han dado un resultado excelente. Si tenéis el libro la podéis seguir, y para los que no, la receta es la siguiente;

Ingredientes:

* Azúcar aromatizado: 
- 120 gr de azúcar
- La piel de 1 limón (sin nada de la parte blanca)
- La piel de una naranja (sin nada de parte blanca)

* Masa Madre:
- 70 gr de leche tibia
- 10 gr de levadura fresca prensada de panadería (la venden en supermercados en cubitos)
- 1 cucharadita de azúcar
- 130 g de harina de fuerza

* Masa:
- 60 gr de leche tibia
- 70 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 2 huevos
- 20 gr de levadura fresca prensada de panadería
- 30 gr de agua de azahar (insustituible para conseguir el sabor característico y se puede comprar en el super, o en la farmacia)
- 1 chupito de ron
- 1 cucharada de miel
- 1 cucharadita de vinagre junto con 1/2 de bicarbonato (mezclar hasta que burbujee y añadir enseguida)
- 450 gr de harina de fuerza
- 1 pellizco de sal

* Decoración:
- Huevo batido
- Fruta escarchada
- Almendras fileteadas
- Azúcar mojado con unas gotas de agua o limón (que no se disuelva, solo mojar un poquito hasta que apelmace)

Preparación:

Pulverizar los ingredientes del azúcar aromatizado con Thermomix (los que la tengan) o con un molinillo de café hasta que quede muy fino y reservar.

Mezclar los ingredientes de la masa madre en un bol hasta conseguir una bola de masa más o menos compacta. Introducir la bola en un bol y cubrir con agua templada. Cuando la bola doble su volumen y flote dentro del agua, ya estará lista. (Unos 10 minutos aproximadamente).

Poner en un bol (grandote) el azúcar aromatizado, los ingredientes de la masa (en el mismo orden de arriba sale muy bien), y por último la masa madre. Mezclar muy bien, y cuando se forme una bola más o menos consistente sacarla y amasar muy bien sobre la encimera. La masa es pegajosa, y lo mejor para poder amasarla sin dramas es pringarse bien las manos con aceite para que no se nos pegue mucho. Una vez amasada, la volvemos a dejar en el bol y la cubrimos con un paño. Hay que dejarla reposar hasta que doble su volumen, en un lugar cálido. Cuando haya subido, bajamos la masa y volvemos a amasar un poco más.

Colocar la masa en una superficie enharinada, darle forma de bola muy lisita y colocarla sobre un papel de hornear en la bandeja del horno. Formar la rosca haciendo un agujero en el centro bastante gradecito. Pintar con el huevo y colocar con cuidado los ingredientes de la decoración. Debe quedar más o menos así (éste es otro que hice, para los avispadillos que os habéis dado cuenta de que tiene más fruta escarchada, jiji):

 
Reposar hasta que vuelva a doblar su volumen. Cuando esté listo, precalentar el horno a  200ºC y hornear unos 20 0 25 minutos a esta temperatura. Bajar a 180ºC unos 5 minutos más y ¡Listo!

Parece complicado, pero de verdad que no lo es. Si seguís la receta al pie de la letra, sale perfecto. Os animo a que probéis a hacerlo y casa. Se puede rellenar con nata, trufa, o mejor, comerlo tal cual, porque sale tan jugoso que está bueníiiiiiiisimo.

Y ya termino por hoy, que otra vez me han dado las 3 de la mañana. Por cierto, antes de meterla al horno, mientras lo formamos, podemos poner la sorpresita dentro del roscón, pero con cuidado de avisar después, que no queremos que nadie se trague una moneda de plata, o un anillo de brillantes, ¿verdad?

Espero que os traigan muchas cositas los Reyes, porque seguro que habéis sido muy buen@s. ^_^


viernes, 14 de diciembre de 2012

Por qué el color de la Navidad podría ser el ROJO

Red Velvet Cupcakes


Se acerca el día de nochebuena, y quién no anda aún pensando... "con todo este mogollón de comida que vamos a preparar, ¿qué hago de postre?. Pues a ver qué os parece esta opción:

El Red Velvet, o terciopelo rojo es uno de mis cupcakes fetiches. Les gusta a "casi" todo el mundo (siempre hay excepciones, claro, porque para gustos, colores). 
Es un acierto en cualquier comida, cena, merienda, o lo que sea. Y lo mejor de todo es que están EXPECTACULARMENTE buenos.

Y después de este halago al Red Velvet en sí mismo, vuelvo a la reflexión anterior...

El color Rojo
Papá Noel va vestido de ROJO.

La nariz de Rudolf es ROJA.

La flor de pascua es ROJA. Ufff, y blanca, y amarilla...bueno, pero la mayoría son rojas ^_^.


Ah! y la ropa interior en nochevieja tiene que ser ROJA para atraer la buena suerte en el año entrante.



Conclusión, que entre que están buenísimos, que tienen un aspecto inmejorable, y que es ROJO, es una elección perfecta como postre navideño.

Allá va mejor receta que he probado, la de Alma Obregón http://www.objetivocupcake.com/. con una mini aportación personal, porque me apasiona la emulsión LorAnn's Red Velvet.
Receta para 10 cupcakes:

El bizcocho:
- 60 ml de aceite de oliva suave
- 160 gr de azúcar blanco
- 1 huevo
- 1 cucharada rasa de cacao (no demasiado para conseguir un rojo más intenso)
- 1 cucharadita de colorante rojo en pasta (yo utilizo Extra Red de Sugarflair)
- 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
- 1 cucharadita de emulsión LorAnn´s Red Velvet
(se puede sustituir la emulsión por 1 cucharadita extra de extracto de vainilla + 1/2 cucharadita de colorante rojo, como en la receta original de Alma Obregón,)
- 125 ml de leche  semidesnatada
- 1 cucharadita de zumo de limón
- 150 gr de harina
- 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
- 1 cucharadita de vinagre blanco
La crema:
- 120 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 300 gr azúcar glas, y mejor si es icing sugar, que es mucho más fino
- 125 gr de queso crema (mi favorito es el natural de la marca Carrefour)
- 1 cucharada de leche semidesnatada
Precalentamos el horno a 180ºC sin ventilador mientras colocamos las cápsulas para cupcakes en el molde metálico.
Mezclamos la leche con el zumo de limón y dejamos reposar unos minutos. Tiene que parecer yogur de beber.
Tamizamos la harina junto cacao y reservamos. 
Batimos el azúcar con el aceite hasta que esté integrado. Añadimos el huevo y el extracto de vainilla. Incorporamos la mitad de la harina con el cacao y cuando esté bien mezclado, la leche. Esta leche sustituye a la buttermilk, o suero de leche, que si lográis encontrarlo, ¡genial! porque yo no la he conseguido encontrar. Después añadimos el resto de la harina. aparte, mezclamos el bicarbonato con el vinagre,y mientras burbujea, lo añadimos a nuestra masa. Cuando ya esté bien mezclado añadimos el colorante y la emulsión.
Llenamos 3/4 de la cápsula con la masa y horneamos 20-22 minutos o hasta que al pinchar un palillo en el centro del cupcake, éste salga limpio.
Sacamos los cupcakes del horno y dejamos que enfríen 5 minutos en el molde y después en una rejilla.
Mientras se enfrían, tamizamos el azúcar glas junto con la mantequilla y la leche a máxima velocidad durante unos minutos. Añadimos el queso crema que debe estar muy, muy frío, para que la crema quede lo más consistente posible y batimos el conjunto durante unos minutos primero lentamente y después aumentado la velocidad durante unos minutos más.
Cuando ya esté fríos, decoramos como más nos guste con la crema de queso y/o algún adorno comestible
Si queréis podéis añadir miguitas de bizcocho de Red Velvet sobre la crema, que quedan muy chulis, sacrificando un cupcake por el bien común.

Tanto la crema de queso antes y después de utilizarla, como los cupcakes ya decorados, deben conservarse siempre refrigerados.



Y a 10 días de nochebuena...me despido ya. Os deseo una muy feliz y dulce noche, y una muy Feliz Navidad.